Ofertas en Hoteles de Huesca

Íberos, romanos, musulmanes… Tantas civilizaciones han aportado grandeza a Huesca, esencial en la construcción del Reino de Aragón y de España, que es un destino turístico para los amantes del arte y la naturaleza.

Que ver en Huesca

Aunque para escapadas de fin de semana Huesca es genial (la oferta de hoteles en Huesca y su ubicación cercana a Zaragoza así lo confirma), no es menos cierto que la ciudad tiene encanto por sí misma.

Iniciando el camino por la Catedral de la Transfiguración del Señor, como eje central, descubrimos un gótico del S. XIII sobre una zona que poseía una mezquita y una pequeña iglesia románica. Consagrada por el sobrino de Jaime I, el retablo del gran Forment en alabastro, es de una gran categoría.

Oferta de hoteles baratos en Huesca

Cercana a la iglesia, el Museo Diocesano, complemento a la vista gracias a sus secciones de románico, orfebrería… así como para subir a su torre. La plaza donde se hallan, la de Lizana, es preciosa, como la de un pueblo gigante y pacífico.

No se debe tardar mucho en llegar a la Universidad Sertoriana (llamada así en honor de Quinto Sertorio, militar del imperio romano que aquí fundó un centro de estudios). Fundada por Pedro IV, su sencillez y belleza, con toques románicos, hoy acoge el Museo de Huesca (con obras prehistóricas, de Bayeu, Goya…). También está en dicho lugar la actual Facultad de Humanidades. Tras pasar por la deslumbrante Plaza de Allué, escritor, te toparás con el monasterio de San Pedro el Viejo, de estilo románico del S. XII, con obras en su interior del Maestro de San Juan, vale la entrada que se paga por ella. O el convento de San Miguel, también románico tardío, y que los amantes de la Edad Media no pueden dejar de visitar.

Si salimos de Huesca, antes de irnos a la naturaleza, podemos visitar el castillo de Montearagón, cerca de Quincena, que dicen lo construyó Sancho Ramírez, rey vasallo del Papa Alejandro II, para proceder a conquistar la ciudad de manos musulmanas.

Oferta de hoteles baratos en Huesca

Pero lo natural prometido está en el Parque Natural de Sierra y Cañones de Guara. Allí está el Salto de Roldán. Impresionantes vistas de barrancos y una manera de hacer turismo diferente.

También destaca el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Para hacer senderismo, pasear por sus valles o laderas, es ideal. Su riqueza de flora y fauna es de cuento. En realidad, muchas de estas zonas están preparadas para realizar turismo en bicicleta, así que ya sabes: a ejercitarse. Pero los amantes del esquí tienen una cita en la estación de Formigal y Panticosa: más de 170 kilómetros y numerosas pistas maravillosas. Cercano a Sallent de Gállego, sus vistas te dejarán sin respiración.

Fiestas Populares en Huesca

Las fiestas de San Vicente en el primer mes del año no solo atraen actividades culturales y de ocio, sino que culminan con la degustación en hoguera de patatas asadas, churros… Una fiesta menos “pagana” y más recogida es su Semana Santa, de Interés Turístico Nacional, y donde cofradías de gran tradición y antigüedad conforman una semana de sensaciones y grandes recuerdos.

Oferta de hoteles baratos en Huesca

Si la de San Vicente son las menores, las mayores son las de San Lorenzo, donde danzas y bailes típicos comienzas desde el chupinazo de la catedral.

Hoteles en Huesca y alrededores

Los hoteles en Huesca tienen ese mismo encanto que la propia región. Hoteles baratos en Huesca que tenga lo último demuestran que el gusto por lo cercano o lo asequible no está reñido con un servicio de primer nivel. Recomendaciones podrían ser el hotel Abba Huesca o el hotel Sancho Abarca, 2 hoteles de 4 estrellas muy bien valorados, en un eje que recorre gran parte de la ciudad. También tenemos descuentos de hasta el 70% en hoteles como el hotel Posada de la Luna ó el hotel Montearagon Huesca.