Ofertas en Hoteles de Tarragona

Ante el peso de Barcelona, Tarragona parece condenada a ser un lugar para la industria o, acaso, para escapadas de fin de semana. Todo eso es, desde luego, pero es mucho más: historia y riqueza cultural esperan al visitante curioso.

Qué visitar en Tarragona

Tarragona, antigua Tarraconensis, capital de Hispania Citerior, dominio de la Marca Hispánica, no puede verse con prisas. Pero con un recorrido básico podrás hacerte una idea. Las ofertas de hoteles en Tarragona permiten que tú marques el tiempo que le dedicarás.


Oferta de hoteles baratos en Tarragona

Desde Rambla Nova, accedemos al Anfiteatro de Tarraco. Desde que se usara como zona funeraria, este recinto ha visto escenas de persecución, luchas de gladiadores e incluso se transformó en basílica cristiana. Si nos asomamos al Balcón del Mediterráneo, la fusión anfiteatro y mar te emocionará. No serán necesarias fotos para atesorar un recuerdo imborrable.

Y es que los romanos sabían lo que hacían. La vía Augusta cruza todo el casco histórico (que para algo el emperador Augusto vino a pacificar Hispania) y desemboca en pleno Circo, de 30.000 espectadores, y el Pretorio. Como su nombre indica, proviene de “pretor”, magistrado administrador de justicia y provincias.

Tras un largo recorrido donde atravesamos la pintoresca Plaza de la fuente y el ayuntamiento decimonónico, nos espera la Catedral Basílica Metropolitana y Primada de Santa Tecla. Nombre tan complejo esconde una maravilla gótica, lugar santo ya desde que Hispania pusiera de moda el culto al emperador, y desde que visigodos y musulmanes utilizaran su privilegiada posición también para su fe.

Es una catedral muy antigua, y es posible que desde el S. XII ya se iniciaran obras. Sus bóvedas de crucería y la participación del Maestro Bernat demuestran que se tenía en alta estima, y desde que fuera consagrada por el hijo de Jaime II no han parado de añadirse capillas y ornamentación. Te recomiendo eches un vistazo a su órgano, sus retablos impresionantes y su mausoleo, incluyendo el presbiterio con el sepulcro del ya nombrado hijo de Jaime II, Juan de Aragón. Mención aparte merecen sus vidrieras, ejemplo de artes decorativas, o sus puertas inspiradas en Amiens o Reims… Vamos, que debes verla entera.

En la Plaza del Rey está el Museo Arqueológico Nacional de Tarragona, con piezas como el famoso mosaico de Medusa o el busto de Marco Aurelio. No es el único, claro, y el Museo del Puerto, el de Historia, el Diocesiano o el de la Necrópolis de Tarragona, complementan una oferta cultural que huele a clásico, a medieval, a leyenda.

En la misma ciudad, los más playeros pueden luego relajarse y acudir a la Playa del Miracle (pegada al anfiteatro), la de Sabinosa, Arrabassada (con un paseo marítimo que atrapa), la playa Larga o la de Capellans. Y todas, dentro de la ciudad y a minutos del centro. ¿Podemos pedir más?

Fiestas Populares en Tarragona

Arroz con sardinas o vermús pueden ser degustados en festividades tan únicas como la de Santa Tecla. Era de esperar que su patrona estuviera presente, y los castellers o verbenas desde el Balcón del Mediterráneo no deben ser perdidos. Antes, en agosto, una fiesta curiosa: la de San Magín, donde se trae agua bendecida por el santo y gigantes y cabezudos amenizan el apoteósico final, que es beber el agua milagrosa.


Oferta de hoteles baratos en Tarragona

Oferta de Hoteles en Tarragona

Los hoteles en Tarragona son lo mismo lujosos que asequibles. Incluso los hoteles baratos en Tarragona disponen de una serie de servicios para el cliente que en nada envidian a la cercana Barcelona. Así, el Alexandra está a media hora de la playa, un 4 estrellas muy equipado o SB Ciutat, otro 4 estrellas que, simplemente con asomarte, tienes la playa frente a ti.


Oferta de hoteles baratos en Tarragona